}} Acuérdate de vivir
}}

Parece una broma, pero somos inmortales
Si Usted me lee, me encuentra.

L e y e n d o
- Noches Blancas - Dostoivesky
» lastFM » DeviantART » Tumblr
Profile
Una cronopio que estudia medicina con destellos de artista que, no conforme, "escribe" aquí esas cosas que se vienen a la mente y dices "Un papelito!? Por que demonios nunca tengo un papelito?",Puede llamarlo Catarsis, o como quiera. Blogger profile

Affiliates
Ayo`s Blog Barataria Blue fields Bloggeros Anónimos Secret Acuarium Diario de una persona normal Dulce Naranjada EriSada Tabatta Konoka La pagina en Blanco Las cositas de Acapu The missing Link Poriland Mi vida Bohemia Republica Vodka



Layout credits
Codes by 16thday!
Background from here, profile icon from thefadingnight.
De prejuicios y movimientos desesperados
jueves, 10 de febrero de 2011 5:14 | 2 Comment |
Una pared, increíblemente fuerte y gruesa.
Pero este muro no está hecho de concreto y ladrillos, si no algo más fuerte que el metal, está hecho de prejuicios que se adornan con dolor y desasosiego, que se mueven flexiblemente entre ellos por la suavidad de las lagrimas que también lo componen. Brilla gracias a la esperanza que escondida observa entre los movimientos de la amargura, mirando desde los gruesos pilares hacia el exterior, quizás, esperando.
Pero desde afuera, desde lejos, solo pueden ver un muro, tan espeso que parece un bloque macizo, y ven la tarea imposible derribarlo; consideran que es una caja de pandora, y al destruirlo solo cosas horribles saldrían de eso que parece compactado pero que -como si tuviera vida- se mueve. Solo ven que frente a la falta de valor, cada día aumenta su grosor.
Pero les digo que es solo un paredón, que al destruirlo acaban los prejuicios, mueren las amarguras, las lagrimas mojarán el suelo mientras el desasosiego y el dolor se funden con el aire y desaparece, y adentro de este cubo grueso y colorido, encontrarán dibujos y millones de esperanzas.

Sucede que los que tanto se quejan de este paredón de experiencias, no se dan cuenta que ellos mismos, al quejarse, son lo que tanto detestan.

Etiquetas: