}} Acuérdate de vivir
}}

Parece una broma, pero somos inmortales
Si Usted me lee, me encuentra.

L e y e n d o
- Noches Blancas - Dostoivesky
» lastFM » DeviantART » Tumblr
Profile
Una cronopio que estudia medicina con destellos de artista que, no conforme, "escribe" aquí esas cosas que se vienen a la mente y dices "Un papelito!? Por que demonios nunca tengo un papelito?",Puede llamarlo Catarsis, o como quiera. Blogger profile

Affiliates
Ayo`s Blog Barataria Blue fields Bloggeros Anónimos Secret Acuarium Diario de una persona normal Dulce Naranjada EriSada Tabatta Konoka La pagina en Blanco Las cositas de Acapu The missing Link Poriland Mi vida Bohemia Republica Vodka



Layout credits
Codes by 16thday!
Background from here, profile icon from thefadingnight.
Random #1 - Déjà vu
viernes, 21 de mayo de 2010 21:02 | 1 Comment |
Estaba en el carro, el semáforo en rojo, oscura como nunca la noche, y yo allí, cumpliendo, cuando no pasaba ningún carro en la ciudad. Mirando la noche y parte de la carretera mientras estaba allí esperando, recuerdos pasaban fugaces por mi cabeza, sonrisas y puedo jurar que mas de una vez quizás una lagrima intentó salir pero su empeño fue frustrado; Parece increíble lo lento que pasa un par de minutos mientras, solo, esperas que termine de cambiar el semáforo. A mi lado la estación de gasolina, típica en realidad, luces que de lo blancas parecen azul celeste, todo blanco y los charcos de aceite en el cemento, sola, como todo a mi alrededor.

Por alguna razón sentí ganas de salir del carro, entrar, me seducía, entonces lo hice y caminé hacia mi destino, la estación de gasolina.

Caminé por los charcos de aceite, como si todo ya hubiera pasado, como si ya lo hubiera vivido. Tocaba los dispensadores, y miraba la tienda que debía estar cerrada...pero la puerta rechinaba medio abierta con la brisa, me llamaba.

Así que lentamente me acerqué a ella, el tiempo empezó a pasar tan lento y se sentía cuan difícil se me hacia llegar, pero constante seguía en mi empeño, esta fuerza, la curiosidad. Llegué, Allí estaba frente a frente con la puerta sonora, solo llegue a tocarla, la moví un poco y de repente entre el poderoso silencio, un grito estremeció cada árbol, cada animal, cada grano de arena.

Me encontré corriendo hacia el carro, sentía que me seguían, sentía la respiración acelerada de aquel -fuera quien fuera- que me seguía; ¿Miedo? más que eso, no consigo palabras para describir el terror. Sentí las llaves caerse, bañarse en el aceite, ¿Resignación? no tenia salida....






... Y entonces desperté dentro del carro, la noche estaba mas oscura que nunca, la calle sola, el semáforo acababa de cambiar a verde y la estación de gasolina, allí, llamándome.

Etiquetas: